El vaso derramado

Vaso2Artículo Original publicado en Veneconomía el 12Nov2007.

El sábado 10 de noviembre en Chile durante la XVII Cumbre Iberoamericana el Rey Juan Carlos, de España, espetó a Hugo Chávez un ¡por qué no te callas! que ha recorrido al mundo a través de los titulares de prensa.
La respuesta indignada del Rey Juan Carlos a los insultos y ataques continuados del mandatario venezolano contra el ex presidente español José María Aznar y a la patronal española, pasará a los anales de la historia como el día en que la prepotencia y altisonancia de Hugo Chávez llegaron al límite de lo que pueden tolerar otros dignatarios.
Más importante aún fue la respuesta del presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien afirmó que es “regla esencial” en la vida pública, el respeto a los demás aunque se esté en “las antípodas ideológicas”. Y exigió que en adelante en toda cumbre se deberá imponer ante todo el respeto como norma de convivencia democrática, para que los gobernantes puedan trabajar a favor de los pueblos.
Con esta frase Rodríguez Zapatero puso el dedo en la llaga.
Por un lado, dejó claro que este tipo de comportamiento agresivo al que está acostumbrado a usar Chávez en las cumbres y asambleas internacionales no genera rédito alguno para los pueblos. Por ejemplo, en esta Cumbre la confrontación opacó el trabajo conjunto que realizaron los gobernantes en pro de la cohesión social de sus pueblos.
Por otro, esta regla esencial de respeto a los demás es violada por Chávez y sus acólitos día a día dentro o fuera de las fronteras venezolanas.
Violando esa norma, se permite llamar diablo cada vez que quiere al presidente de los EE.UU. George W. Bush.
También pasando sobre ese elemental comportamiento de convivencia ha insultado al ex presidente de México, Vicente Fox, al tildarlo de “cachorro del imperialismo” y al mandatario de Perú, Alan García, al que acusó de ser un “ladrón de siete suelas”.
Los parlamentarios de Brasil y Paraguay también han sufrido de esta intolerancia de Chávez, sólo por haber criticado la medida de cierre de RCTV.
Demasiado habían aguantado los dignatarios democráticos del mundo las intemperancias de Chávez en las cumbres y anti cumbres donde es tan afecto a insultar a quienes no comulgan con su proyecto político.
Pero, sobre todo esa intolerancia es la que viene aplicando desde hace ocho años a los venezolanos que no están en su línea política. Debido a ella ha dejado a miles de venezolanos sin empleo, ha cerrado industrias, ha expropiado tierras y ha cercenado la vida de decenas de ciudadanos.
Es esta falta de respeto a las ideas diferentes lo que mantiene en la cárcel o la que ha abierto juicios espurios a cientos de venezolanos por razones políticas. Es esa intolerancia la que ahora también execra de sus propias filas a quien no le dice amén a las propuestas del Gobierno.
Y es precisamente, ese irrespeto a los que tienen ideologías diferentes lo que mantiene a millones de venezolanos en pie de lucha para rechazar el cambio de la Constitución vigente de 1999, con el que Hugo Chávez pretende imponer su totalitarismo.

Anuncios

Una respuesta a “El vaso derramado

  1. Mreguant,

    Muy bien q chávez se pasa siempre de listo, pero el “sr. rey d’espanya”, con esta actuación q tuvo, cayó al ranquing, en el número 0, q és donde está chávez siempre, o no?, en fín, creo q por mucho q escribamos, no solucionaremos el problema q tiene chavez en el cerebro.
    Adiós

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s