Evo no es Hugo, Bolivia no es Venezuela ni Santa Cruz es Caracas.

chavezevo.jpg

Cuando los “estrategas” chavistas decidieron poner todos los recursos del Estado venezolano a la disposición del entonces candidato Evo Morales, lo hicieron con la intención de repetir el mismo plan que tan buenos frutos les rindió en Venezuela.

Llegada al poder por la vía electoral, convocatoria de una Asamblea Constituyente para hacerle un “traje a medida” al nuevo presidente, desmontaje de las instituciones bolivianas y ocupación de los Poderes Públicos nacionales por personajes incondicionales y comprometidos con Morales. Han recorrido hasta ahora el mismo camino que Hugo Chávez inició en Venezuela en el año 1.999, y que le permitió apoderarse de todos y cada uno de los ámbitos del país.

 

Cuando Chávez arremetió contra los restos que los partidos tradicionales venezolanos dejaron de las diferentes instituciones del Estado, practicamente no encontró resistencia. Lustros de deterioro, desidia ciudadana y corrupción campante, habían convertido al tejido social, gremial, asociativo, político y sindical venezolano en siglas inanimadas y vacías.

En Bolivia la situación es bastante diferente en cuanto a la solidez y articulación de la Sociedad Civil y su tejido organizado. Los bolivianos han tenido que suplir a fuerza de organización civil, las carencias y ausencias de un Estado que practicamente nunca ha ejercido su papel de rector, regulador y mucho menos actor en el día a día de sus habitantes. En Bolivia cada grupo, región o gremio ha tenido que defender con uñas y dientes sus respectivos espacios durante décadas, y esa experiencia acumulada será un factor crucial por el que Evo Morales no podrá emular a Hugo Chávez en su intento de doblegar al país.

Hoy Bolivia está fracturada de verdad, Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Beni, Pando y Chuquisaca han plantado cara a la aspiración hegemónica de Morales como nunca se hizo en Venezuela, sencillamente no era posible. Chávez y su tutor Castro, pensando que pueden trasladar la experiencia venezolana a Bolivia, se han estrellado contra un muro que sólo podrán demoler a sangre y fuego con sus mercenarios. Queda ver si el mundo permanecerá impasible ante la criminal arremetida del castro-chavismo, el cual después del tremendo varapalo sufrido el 02/12/07 parece que ha decidido echar el resto y “huir hacia adelante”, como se dice en la jerga militar. Saben que el barco se hunde irremediablemente y por lo visto están dispuestos a llevarse con ellos al fondo del mar todo lo que se les cruce en el camino.

Lo cierto es que aunque se empeñen Evo no es Hugo, Bolivia no es Venezuela ni Santa Cruz es Caracas. Por fortuna para los bolivianos de bien.

Rafael Eduardo Martínez Narváez

Anuncios

Una respuesta a “Evo no es Hugo, Bolivia no es Venezuela ni Santa Cruz es Caracas.

  1. Mi saludo, oportuno para desaerles una Feliz Navidad. Aquí muy alertas, a la espera de algo. Nunca se sabe.

    Un abrazo, Martha Colmenares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s