¿Chávez quiere la guerra?

Chávez Guerra

“Con Chávez desprestigiado internacionalmente

y cuestionado internamente, toda opción es pensable”
Artículo original de Pilar Rahola publicado en La Vanguardia | 04/03/2008 |

Ya hace años, cuando empezó la deriva provocadora de Hugo Chávez en toda su zona de influencia, me atreví a decir que este hombre necesitaba una guerra. Por supuesto, mi reflexión partía de dos supuestos: uno, que deseaba equivocarme; el otro, que necesitar una guerra no implica, necesariamente, entrar en ella. Es decir, desde mi perspectiva de antaño, que se ha ido confirmando con el tiempo, Chávez necesitaba la retórica bélica y el discurso patriótico-victimista para consolidar un imperio político-mediático que, más allá de las épicas militares, difícilmente podía aguantarse en una sociedad moderna.

Es cierto que tiene todo el dinero del mundo para comprar voluntades, pagar deudas nacionales e hipotecar políticas. Está sentado en un barril de petróleo, y ello le permite edificar un colonialismo regional muy efectista. Pero a pesar de esa retórica mistificada, la sociedad venezolana tiene demasiados elementos de modernidad para caer en la trampa: sólidas clases medias, alto nivel cultural, dinamismo económico, tradición política… Es decir, es una sociedad del siglo XXI que difícilmente puede tragarse, sin empacho, a un líder del siglo XVIII. Chávez lo es casi todo, un aprendiz barato de Bolívar, un imitador fraudulento de los revolucionarios de los sesenta, un cacique bananero, o todo a la vez, pero nunca será un político a la altura de los retos del siglo XXI. Es por ello que todo el aparato chavista hace aguas, desde la grave crisis económica que afecta a amplias capas de la sociedad venezolana – y ello en el país más rico de la región- hasta la credibilidad de un régimen que cierra medios de comunicación, persigue a la oposición, inunda de propaganda todo el país y a pesar de ello no gana un referéndum.

Chávez y ÚribeChávez lleva tiempo fracasando, tanto en sus intentos de liderar la política sudamericana – a pesar de los buenos amigos argentinos-, como en los de consolidar su gobierno. Ni tan sólo tiene contento al ejército. Si sumamos a ello que Fidel Castro, su fiel aliado, está desapareciendo de la escena, y que Cuba, aunque lentamente, se moverá de plano, ¿qué le queda a Hugo Chávez? Por supuesto, Ecuador, las FARC colombianas y sus colegas de Irán y Corea del Norte, pero hasta Hugo Chávez es capaz de ver que esa floritura de amigos no le llevará a ninguna parte. Y ahí es donde empieza el riesgo.

Así pues, ¿quiere Hugo Chávez una guerra? Algunos indicadores hacen temer que no le hace ascos a esa posibilidad. De entrada, Chávez ya fue un militar golpista, y no es nada ajeno a resolver las cuestiones por vía armada. Además, su política de injerencia en los asuntos colombianos, su permanente hostigamiento al Gobierno de Uribe y su publicitado apoyo a los narcotraficantes de las FARC, que sangran permanentemente la economía y la vida de los colombianos, andan por ese camino. Es difícil imaginar que un país como Colombia, que sufre un terrorismo endémico que tiene a centenares de personas secuestradas, que domina el narcotráfico de toda la zona y que extorsiona violentamente al gobierno, aguante la perversa injerencia venezolana. No olvidemos que Venezuela da apoyo logístico, publicitario y probablemente económico a los terroristas de las FARC.

Y no sólo Venezuela. El cachorro de Chávez, el presidente de Ecuador, sigue la misma política de avalar y permitir el paseo triunfal de las FARC por su territorio. La situación, por tanto, es explosiva desde hace tiempo. Siéndolo, si Hugo Chávez no tuviera ninguna necesidad de remontar su estropeado proyecto, quizás la opción no sería ni imaginable. Pero con un Chávez sin margen de maniobra, abortado en sus delirios imperiales, desprestigiado internacionalmente y cuestionado internamente, toda opción es pensable. La retórica bélica viste bien en su biografía, y la tentación bélico-patriótica no le es ajena. ¿Puede, pues, empeorar la situación en la región? Con Hugo Chávez en el poder, puede…

Anuncios

Una respuesta a “¿Chávez quiere la guerra?

  1. Chavez tiene mucho miedo de perder las elcciones del 23 de Noviembre y claro como buen militar golpista y sin tener la excusa de que el imperio le ataca, ya que el imperio pasa de Chavez y de Venezuela y de su petroleo, resulta que no le queda otra que inventarse una provocación de Rusia que dice Chavez enviará una flota al Caribe, como esta provocacion tampoco inmuta al imperio, ya no le queda otra ARMAR UNA GUERRA CIVIL EN VENEZUELA.
    De momento ha enpezado provocando al pueblo promulgando 26 leyes anticonstitucionales y a las cuales el pueblo le dijo NO el 2 de Diciembre.
    A traves de estas leyes, entrega armamento a sus seguidores de los COMANDOS ARMADOS BOLIVARIANOS y les concede licencia para matar porque pertenecen a las FAN.
    Sigue leyendo en VENEZUELA EN LIBERTAD
    http://xado.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s