Ahora sí entendemos al consulado de Venezuela en Barcelona

El pasado 27/05/08, el gobierno revolucionario bolivariano de Venezuela dictó veintidós decretos que afectan a igual número de instituciones culturales, los cuales aparecen publicados en la gaceta Oficial Nº 38.939.

 

Hace unas semanas nos preguntábamos en este mismo espacio por qué el consulado de nuestro país en Barcelona, promovía actividades de tipo político/proselitista en su página web y los catalogaba como eventos culturales. Ahora tenemos la respuesta: Para los rojos rojitos todo vale a la hora de proclamar las virtudes del socialismo endógeno bolivariano chavista, virtudes mismas que impiden a los venezolanos obtener un triste pasaporte sin necesidad de hacer malabarismos, maromas y brincos.

 

A continuación una reseña periodística al respecto:

AFP/Caracas. La instrucción de promover el socialismo a través de las artes plásticas, las letras, el cine o la fotografía ha provocado incertidumbre en los medios culturales venezolanos, en los que todavía no está claro cómo cumplir este objetivo del gobierno sin traicionar su razón de ser.

 

Un decreto emitido la semana pasada por el presidente Hugo Chávez estipula que 22 instituciones adscritas al ministerio de la Cultura deben orientarse “a la construcción de una sociedad socialista”.

 

Entre ellas figuran el Centro Nacional de la Historia, la Cinemateca Nacional, la editorial Biblioteca Ayacucho, el Centro de Estudios Latinoamericano Rómulo Gallegos (Celarg), la Fundación Museos Nacionales, y el Teatro Teresa Careño, este último frecuente escenario de actos presidenciales y políticos.

 

“La cultura es en esencia libertad y si se trata de encajonarla en un concepto como el socialismo se pierde”, declaró a la AFP el director de teatro Héctor Manrique.

 

El dramaturgo, ex director de la Compañía Nacional de Teatro, sostiene que la forma como se aplique ese decreto “dependerá de quién esté al frente de esas instituciones”.

 

“El socialismo es un concepto ambiguo, y su ambigüedad puede llevar a que sea terrible, patético o cómico”, agregó.

 

Para Zuleiva Vivas, directora de la Fundación Museos Nacionales, la idea de encargarse de “la construcción del socialismo” se origina en “la palabra socializar”, es decir “que todos participen”.

 

“Hablamos de socialismo en términos del uso y del servicio, del museo que se convierte en un educador no formal”, explicó.

 

La directora descartó que este decreto haga que su fundación privilegie o vete corrientes estéticas. “Nosotros no podemos cambiar el concepto de museo, porque entonces tanto vale que lo cerremos”, señaló.

 

La Fundación aglutina a 13 museos y en este momento prepara una enciclopedia de la historia del arte en Venezuela.

 

Independientemente de este decreto, desde hace ya algunos años la Galería de Arte Nacional y el Museo de Bellas Artes han abierto sus espacios a comunidades organizadas de barriadas populares.

 

Las expresiones del folclore venezolano también se privilegian en otros espacios culturales y el teatro Teresa Carreño, el más moderno de Venezuela, ya está encargado de promover espectáculos con “valores de arraigo e identidad latinoamericanista y caribeña”.

 

Para Roberto Hernández Montoya, director del Celarg, el nuevo decreto no modificará su programación pues siempre ha estado “adecuada al objetivo” de construcción del socialismo.

 

“Ese cambio consolida formalmente lo que ya se venía haciendo. Nuestra principal línea de investigación es la integración de América Latina y el Caribe como proyecto socialista”, indicó Hernández.

 

El Celarg otorga cuatro premios, entre ellos el de novela Rómulo Gallegos, uno de los más prestigiosos en lengua castellana, ganado por “Cien años de soledad”, de Gabriel García Márquez, o “Terra Nostra”, de Carlos Fuentes, entre otros.

 

Por su parte, Alexis Márquez, ex director de la estatal Monteávila Editores, critica que en el decreto se incluya la “participación protagónica del pueblo y su corresponsabilidad activa en la formulación, ejecución y control de la gestión” de esos institutos culturales.

 

“La participación del pueblo sólo puede entenderse como receptor de cultura. No creo que esa participación cultural deba consistir en que el pueblo sea quien determine qué libros debe editar Biblioteca Ayacucho o qué tipo de actividades debe realizar la Casa de Andrés Bello” de promoción de la lengua castellana, concluyó Márquez.

 

Rafael Eduardo Martínez Narváez

Anuncios

5 Respuestas a “Ahora sí entendemos al consulado de Venezuela en Barcelona

  1. Aquí en Boston tenemos el mismo problema con el consulado venezolano. Lean este post:

    http://venered.blogspot.com/2008/03/consulados-consuelo-de-tontos-y-mal-de.html

    Saludos,

  2. Tienen un merecido reconocimiento en mi blog. “Premio Comprometido en Defensa de la Libertad y la Democracia”.
    Un abrazo, Martha

  3. Sigamos luchando no descansemos.
    Bolivar era un libertador
    Chavez un opresor
    Vota aquí
    http://chavezdimiteelpuebloyanoteadmite.blogspot.com

    Saludos y a seguir luchando juntos
    VENEZUELA EN LIBERTAD

  4. Le saludamos fraternalmente y nos complace informarle que ha sido galardonado con el Premio “Blog Ácido”.

  5. Ma Victoria Tomasetti

    Yo he tratado de hacer mi cambio de direccion desde que me mude a Houston. Pero el consulado Venezolano de Houston me ha puesto trabas para hacerlo por que su respuesta es que ellos no tienen informacion de como uno debe hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s