Carta abierta de Iván Simonovis, preso político del chavismo, en su 51 cumpleaños

A continuación reproducimos una carta abierta, redactada por Iván Antonio Simonovis Aranguren, preso político del régimen chavista. En ella narra algunas de las barbaridades que han cometido en su contra diferentes personeros del oficialismo.

¡ PROHIBIDO OLVIDAR !

Mi vida ha estado signada por la coherencia entre lo que digo y lo que hago.

Cómo policía, aprendí a tomar decisiones de alto riesgo que determinaron mi cabal desarrollo profesional y personal.

No vivo de ilusiones, sin embargo abrigo la esperanza en que las cosas pueden y deben mejorar; pero también aprendì que eso depende de tanto de cada uno de nosotros, como del entendimiento del concepto del “colectivo”.

Conozco los limites y dificultades de la vida, pero lucho hasta en cansancio por mejorar las cosas.

Conozco tambièn las bendiciones que ofrece la vida, gracias a mi familia: Bony, mi extraordinaria esposa y mis tres maravillosos hijos: Jessica, Iván e Ivana.

Bony, como han podido observar a lo largo de esta lucha, es una mujer estoica. Perfecta mezcla de valentìa, inteligencia y belleza.

Años atrás, era una empleada de PDVSA con gran proyección profesional, pero ya pueden Ustedes imaginar lo que truncó su carrera, en una PDVSA que irónicamente promulga ser de todos.

Un tercio de nuestro matrimonio ha transcurrido conmigo tras las rejas. Estando prisioneros todos en la familia; tejiendo estrategias para sobrellevar la cotidianidad de la manera más amable posible.

En un mundo como el mío, en el cual cada dîa se repite incesantemente, es inevitable para mi buscar herramientas que me ayuden a expresarles a Ustedes usando las estadísticas o la descripción detallada de lo que me rodea. Tras 6 años encerrado en 2×2 mtrs.,  conozco cada cm; así como la sensación de ahogo que este encierro genera. Por eso quiero permitirme usar algunos datos que,  a riesgo de ser repetitivo, mencionaré.

Como muchos ya saben mi detención se produjo el 22/11/04, cuando tenía 44 años, luego de esto empezó nuestro vía crucis. Bony desde ese momento asumió mi defensa, mi primer calabozo era un nido de ratas y un colchón que olía orina, no fumaba y a la semana consumía una caja al día, los días de visita colocaban 3 banquillos y solo podía conversar con Bony y mis hijos por 20 minutos. Jessica iniciaba la universidad, Iván de 11 años usaba camisa blanca, Ivana de 7 iniciaba la primaria. Hoy día Jessica ya salió de la universidad, Iván termina Bachillerato este año e Ivana a mitad del camino de la secundaria. Cuando ya tenia casi un año preso, se presentaron las elecciones parlamentarias del 2005, se nos dijo que si participábamos había la oportunidad de salir en libertad como diputados de la AN, inmediatamente Bony con algunos buenos amigos se dedico hacer campaña por mi para salir electo en la Parroquia El Recreo, inmediatamente fui enviado a una celda sin luz y sin baño, me quitaron todos los implementos de aseo personal y solo me llevaban 2 veces al baño por día, me dijeron que mientras mi esposa hiciera campaña yo estaría allí, y así me mantuvieron por más de mes y medio. Mis hijos casi no me reconocían de lo barbado que estaba, y lo deplorable de mi aspecto, al final la oposición retiro las candidaturas y con ello se cerro la posibilidad de salir en libertad como diputados de la AN.

Tal vez no debería haberme sorprendido. Hoy día las condiciones de reclusión han mejorado pero asi fueron los primeros 4 años de prisión.

En Marzo del 2006 se inicio el juicio más largo de la historia contemporánea de Venezuela. El juicio fue radicado en el Edo. Aragua, en consecuencia el recorrido era de 215 Km. por traslado, termine rodando mas de 48.000 Km. esposado en una patrulla, durante la espera de las audiencias podían transcurrir 3, 4 o 5 horas en los calabozos del Palacio de Justicia, es decir, entre 400 y 500 horas de espera, las audiencia tuvieron un promedio de duración de 5 o 6 horas, fueron aprox. 1500 horas de tortura psico-judicial bajo la tutela de Marjorie Calderón y la Fiscal líder Haifa El Aissami, hermana del actual Ministro de Interior y Justicia.

En Diciembre del 2006 mi abogado y amigo, el Dr. Carlos Bastidas falleció de un infarto al corazón y mi esposa quedaba sola luchando por mi libertad contra un régimen alevoso, implacable y empeñado en tapar sus errores, no en hacer justicia.

Un tiempo después el Dr. José Luis Tamayo gentilmente accedió a tomar conjuntamente con mi esposa la defensa y en Dic del 2007 se decretó una ley de amnistía que dió perdón a las personas involucradas en los sucesos del 11A , durante el juicio se identificaron 67 pistoleros disparando a la PM y la marcha de oposición, todos fueron perdonados y nosotros excluídos de ese beneficio.

Durante los días de juicio, 3 años 3 meses de largos y tortuosas audiencias mi esposa debía viajar a Maracay por períodos de 2 o 3 días de juicio y mis hijos debían quedar solos en la casa, mi hija Ivana sufrió un accidente y Bony no pudo atenderla, Gracias a Dios fue una situación manejable y una cuñada se hizo cargo.

No puedo dejar de mencionar el día que mi hijo, para entonces de 14 años, debió apagar conjuntamente con su mamá un incendio que produjo cuando lanzaron unas bombas molotov al estacionamiento de mi residencia. Podría extenderme y seguir contando oscuros y desagradables episodios que han ocurrido en 6 años y 3 meses de prisión, pero creanme que necesitaría decenas de páginas.

El final de esta parte de la historia fue el 4 de Abril del 2009. Como es bien conocido fui condenado a 30 años de prisión, no me permitieron siquiera poder hablar con nuestros hijos sobre lo que estaba pasando. Ivana se entero leyendo las noticias en la Internet, a Iván se lo grito un compañero de clases desde el patio de su colegio.

Luego de este periplo a finales del 2009 mi esposa anunció mi candidatura a diputado de la AN, instantáneamente a través de su perverso control judicial el régimen se apresuro a eliminar cualquier posibilidad de justicia en las únicas dos instancias que correspondían. La Corte de Apelaciones de Aragua declarò sin lugar el recurso que se interpuso de igual manera el Tribunal Supremo de Justicia, aún más grotesco es que luego de ejercer el recurso respectivo de apelación, bastaron sólo siete días continuos para desechar los 8.313 folios que tenía dicha apelación. Cabe aclarar que el promedio de tiempo en solo admitir una cualquier recurso en la sala de casación del TSJ es de cincuenta y cinco días, resultado es que fuimos inhabilitados en todos nuestros derechos civiles, perdí hasta la patria potestad de mi hijos. Una vez mas perdimos y quedó definitivamente firme la sentencia a 30 años. Llega un momento durante el cual, al parecer, estás condenado a solo mirar atrás y debes asumir que estás en un secuestro eterno sin fecha de vencimiento. Hay días en los que sientes que no hay futuro.

El motivo de esta misiva es porque en la soledad de mi calabozo no dejo de pensar qué pudo haber pasado si el 11/04/02 la Policiía Metropolitana no hubiese intervenido mientras más de ochenta personas con armas largas y cortas disparaban contra la marcha de oposición.

Sencillamente aún estaríamos contando cadáveres, la PM configurada para ese entonces, salvò vidas, los presentes lo saben. Pudieron evidenciarlo. Y podrán desmentir a este hipertrofico régimen. Ustedes, venezolanos, saben que los defendimos, que luchamos por salvarlos. Ustedes saben que Chávez se empeña en escondernos, apartarnos para poder usarnos como cohartada de su crimen. Crimen imperfecto, por demás.  El dinero, tiempo y energía empeñada por este grupete de delincuentes con poder, bien pudo haber sido utilizado para efectos de saber lo que realmente sucedió. Pero claro, para eso, primero ellos deberían ser inocentes Y NO LO SON.

A pesar de todas las trabas nunca he decaído, en los últimos seis años -a riesgo de las represalias en contra mía o mi familia- he escrito más de doscientos artículos de prensa, no menos de ochenta entrevistas, en cada oportunidad que tenia desde la sala de audiencias brindada declaraciones a los medios de comunicación denunciando la sistemática violación de DDHH, no menos estoica ha sido la participación de mi esposa, quien -no solo se ha dedicado a defender mi causa- ha ido mucho mas allá.

Hoy 3 de Marzo cumplo 51 años de edad y 2285 días tras las rejas no puedo menos que agradecer a los medios de comunicación que no han permitido que nuestra lucha se desvanezca en el tiempo y sobre todo a los miles de venezolanos que nos han apoyado en forma pasiva o activa y aun cuando nunca estuvimos de acuerdo a los jóvenes que decidieron hacer una huelga de hambre frente a la OEA, no hay nada más sublime que el resuelto valor de quienes como FRANKLIN BRITO, están dispuestos a sufrir y sacrificarse por la verdad, la justicia, la democracia y la libertad.

Sin embargo, en este punto debo hacer un comentario relativo al día en el que se hicieron los anuncios de los acuerdos con el gobierno; nos llamó la atención que no formáramos parte de las primeras discusiones. Mi esposa contactò a los abogados a cargo. La respuesta fué letal:  nuestro caso era “inviable” aceptaron y repitieron.

Más allá de las aclaratorias que posteriormente vinieron, mediante las cuales se buscó explicar que dichos acuerdos llevaban varias etapas, mi esposa y Yo nos preguntamos, hasta donde será capaz de llegar el Ministro El Aissami y sus tentáculos? Toda vez que su hermana fué quien solicitó para mi la pena de muerte, tendrá este señor en representación de este gobierno la intención de una verdadera reconciliación entre los venezolanos? o simplemente antes los hechos del Medio Oriente que sacuden al mundo pretenden ganar tiempo? Tristemente ese día de los anuncios de primeros acuerdos con El Aissami y luego del duro mensaje enviado por los abogados que estaban en contacto con el Ministerio de Interior y Justicia, mi hijo le dijo a su mama : EL QUE DIGA QUE EL CASO DE MI PAPA ES INVIABLE, ES COMO DARLE LA RAZON AL GOBIERNO, ES COMO SI A MANDELA LE HUBIERAN DICHO ” TE JO…… PANA, TU CASO ES COMPLICADO E INVIABLE” , con esa reflexión, otro negro día para la familia, mi hijo a las 08:00 pm se fue a dormir. Lo cierto es que nuestro futuro está en manos de los venezolanos y muy posiblemente en la manos de muchos de ustedes a quienes el 11A le salvamos la vida.

Ivan Simonovis
Prisionero Político.

SINOPSIS DEL CASO DE IVÁN SIMONOVIS PUBLICADO EN EL BLOG DE MARTHA COLMENARES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s