Desmontando las falsedades del chavismo en Barcelona

El día 26/02/14 se transmitió el programa “Món 24” a través de la emisora Televisión de Cataluña – TV3 en el cual se abordó la situación existente en Venezuela y se incluyó una entrevista realizada al Cónsul Delegado de Venezuela en Barcelona, Jorge Luis Recio París.

En dicha entrevista el funcionario venezolano, fotógrafo de profesión y sin trayectoria previa en el servicio diplomático venezolano, realizó una serie de declaraciones dirigidas a desviar la atención del comportamiento anti-democrático, violatorio de los Derechos Humanos y fuertemente represivo del gobierno venezolano. Igualmente emitió diversas expresiones completamente ajenas a las penosas circunstancias que viene padeciendo desde hace quince años la población venezolana, producto de la ineptitud, incompetencia y corrupción del régimen chavista.

Según señaló el señor Recio durante el programa televisivo, Nicolás Maduro promueve valores de paz y justicia. El problema es que esa afirmación se estrella de frente contra la triste realidad de hoy 01/03/14, donde tenemos casi una veintena de muertos a tiros producto de las violentas actuaciones de los grupos paramilitares oficialistas, al amparo – cuando no con la directa colaboración – de los cuerpos militares y policiales a las órdenes del gobierno “revolucionario”. Todos los venezolanos hemos visto hasta el hartazgo cómo desde la Presidencia de la República se han utilizado los medios de comunicación públicos para ensalzar, promocionar e incluso exhibir – en una repugnante muestra de amedrentamiento subliminal – a los grupos armados oficialistas. Los denominados “colectivos” y “milicias”. Particular y curioso, extremadamente raro, el concepto de paz que posee el señor cónsul.

Continúa Recio hablando de Golpe de Estado y de conspiraciones internacionales, respetando el consabido guión del victimismo que tan eficientemente aplican los personeros chavistas cada vez que el gobierno del cual forman parte queda en evidencia como los liberticidas y violadores de los Derechos Humanos que son. Acusa de ello a Leopoldo López – entre otros – , pasando convenientemente por alto el hecho de que el dirigente opositor, siendo un civil, está encarcelado en un penal militar, Ramo Verde; en régimen de aislamiento, acusado de varios delitos mediante un proceso judicial amañado, instruido el mismo por una juez de la cual se ha conocido que actúa bajo presión y chantaje por parte del gobierno venezolano. Chantaje que lógicamente no puede denunciar, no sea que corra la misma suerte que la también jueza María de Lourdes Afiuni. ¿Le sonará de algo el caso de la jueza Afiuni al señor Recio?

Finaliza el funcionario chavista exaltando las bondades del sistema de importación y distribución de alimentos que maneja el régimen de Maduro, el cual controla la práctica totalidad del sector a nivel nacional al haberse confiscado o cerrado las empresas privadas, y sustituidos los mismos por la empresa pública PDVAL y los puntos de venta Mercal y Bicentenario.

Obvia el señor Recio en sus declaraciones la más que precaria situación en que se encuentra esta red de abastecimiento alimenticio. Ignora deliberadamente que esos pobres, ese pueblo, esas personas para las cuales teóricamente trabaja el “Socialismo del Siglo XXI” – sobre el cual acaba de decir Heinz Dieterich, su creador, que está fracasado en Venezuela – deben hacer colas durante horas, a pleno sol (o a plena lluvia), para recibir cantidades racionadas de productos de escasa calidad, provenientes de los negocios turbios que funcionarios corruptos del régimen chavista mantienen con empresas de países como China, Irán, Rusia, Argentina o del mismísimo “imperio”, el maligno territorio del norte al que tanto demonizan los miembros y simpatizantes de la dictadura roja venezolana. A menos, claro, que haya de por medio la cantidad suficiente de billetes verdes. Eso por no hablar de las miles y miles de toneladas de alimentos podridos o incinerados, al haberse excedido su fecha de consumo mientras permanecían en los contenedores a la espera de ser distribuidos por sus correligionarios rojos rojitos.

Pero no podíamos esperar menos. El Excelentísimo Cónsul Delegado de la República Bolivariana de Venezuela en Barcelona, Don Jorge Luis Recio París, se comporta de la manera que se espera de un agradecido e incondicional acólito a una vulgar dictadura, la cual le ha puesto en un cargo para el que no cuenta con las mínimas credenciales profesionales con la misión de hacer justamente eso: mentir, tergiversar, manipular y justificar lo injustificable con tal de seguir sosteniéndole la fachada de demócrata a un régimen que asesina a sus jóvenes en las calles por cometer el delito de reclamar sus derechos.

Una condecoración, camaradas, para este leal soldado de la revolución bonita venezolana.

Anuncios

Una respuesta a “Desmontando las falsedades del chavismo en Barcelona

  1. Mercedes Reguant

    Totalmente de acuerdo. Ya basta de mentiras y lobby político con el dinero la Nación…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s