Todo un despropósito este debate entre dos periodistas venezolanos en 3/24.

programa_324_venezuela

Vergüenza ajena. Ese es el sentimiento que produce la reciente participación de dos de nuestros paisanos venezolanos el pasado martes 16/05/17 en el espacio semanal “Món 324” que conduce el periodista Xesco Reverte en la televisión autonómica de Cataluña. El programa se titulaba “Veneçuela, al límit de l’abisme” (Venezuela, al límite del abismo).

Lo que pretendía ser un debate entre dos periodistas de origen venezolano, Andrea Daza y Napoleón Suárez, la primera figurando como opositora y el segundo en su carácter de empleado del consulado de Venezuela en Barcelona, terminó siendo prácticamente un mitin a favor de la tiranía que hoy gobierna en mi país de origen y para la cual trabaja Suárez.

¿Por qué hablamos de vergüenza ajena? Porque aún y cuando uno ya conoce de sobra la lista de argumentos que esgrimen los chavistas cada vez que tienen una cámara y un micrófono delante, lo que sí no podíamos esperarnos era la paupérrima, deplorable y mediocre intervención realizada por Andrea Daza, quien teóricamente – según el director del programa – acudió como invitada en representación del sector no oficialista venezolano.

A Suárez solo cabe felicitarle (valga la ironía) por haberse aprendido al caletre todos y cada uno de los lugares comunes, clichés y frases hechas contenidos en el manual del perfecto idiota defensor del Socialismo del S.XXI. No le faltó recitar ni uno solo de ellos, fuese cual fuese la pregunta del entrevistador. El loro está muy bien amaestrado. Y todo ello acompañado, por supuesto, de la correspondiente puesta en escena: blandiendo el facsímil en miniatura de la Constitución Bolivariana, tal y como puso de moda el afortunadamente desaparecido comandante golpista.

Para eso le pagan.

Sobre Daza vamos a extendernos bastante más en nuestro examen y es que al haber participado en calidad de portavoz de la oposición venezolana, tácitamente ha aceptado que quienes nos identificamos con esa opción política – la que no apoya a la tiranía chavista – podamos emitir opinión sobre su desempeño en ese programa informativo.

Para empezar llama la atención el escaso aprovechamiento que la periodista hizo del tiempo disponible para intervenir. Mientras que el empleado del consulado estuvo en el uso de la palabra durante más de diez minutos en total (el programa duró alrededor de media hora), Daza llegó a duras penas a unos exiguos cinco minutos y siendo periodista no debería hacer falta recordarle lo importante que resulta el tiempo de participación cuando se trata de un debate televisivo. Se trata de calidad, sí, pero también de cantidad. Minutos que hacen la diferencia en la mente del telespectador.

La teórica representante opositora se notó insegura, dubitativa en su exposición. Mientras que el defensor de la tiranía chavista hilaba con soltura su discurso, siguiendo una línea argumental muy nítida y fácilmente inteligible por el espectador, Daza se limitaba a breves comentarios omitiendo datos, hechos, fechas y estadísticas que solo en materia de Derechos Humanos, aspecto en el cual el régimen socialista venezolano está seriamente cuestionado a nivel mundial, le habrían bastado para desmontar buena parte de la débil y ya consabida argumentación del oficialista. Transmitía improvisación.

No hubo ni una mención por parte de la venezolana hacia los innumerables casos documentados de torturas contra nuestros jóvenes. Tampoco habló de la lista de apartheid político (Lista Tascón/Programa Maisanta) creada por el gobierno para perseguir a la disidencia, obvió el uso de los grupos de choque (colectivos) y milicias creadas por el oficialismo para asesinar a los manifestantes y por no hablar, no dijo ni una palabra acerca del penoso desempeño de Venezuela en materia de Derechos Humanos reflejado en el Examen Periódico Universal (EPU) que la ONU realizó en el año 2016.

¿Por qué no denunció que los “bachaqueros” son un fenómeno producido por las mafias gubernamentales, dirigidas principalmente por militares de alta graduación que son quienes están a cargo de importar, distribuir y comercializar los alimentos en Venezuela? Los catalanes deberían haberse enterado de que la presencia del sector privado en el sector alimentación al día de hoy es casi testimonial. Daza – como periodista especializada en Venezuela que teóricamente es –  debería saber que el gobierno venezolano controla al día de hoy la casi totalidad del sector alimentación a través de una gigantesca empresa estatal: la Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios C. A.

Pero no quedó allí su insustancial desempeño como portavoz opositora. La venezolana encima se dedicó a expresar su acuerdo en varias ocasiones respecto a lo que expresaba el representante del régimen chsvista. Parecía que buscaba su aprobación o congraciarse de alguna manera con éste. Fue impactante la escena.

Por último y como si no hubiese sido suficiente con todo lo que ya habíamos presenciado, la periodista va y suelta la guinda del pastel: “Al presidente Chávez le encantaba convocar a elecciones, volvamos a escenarios así” como si nada, dando a entender que en Venezuela durante la gestión del fallecido teniente coronel, existía en el país un clima de total normalidad electoral y desconociendo las numerosas y documentadas denuncias de fraude acumuladas desde que se implantó el sistema informático de voto en el año 2000.

En beneficio de la duda podríamos pensar que nuestra paisana recurrió a la ironía al referirse al finado dictador, bien: habría que decirle entonces que con estas cosas no se juega, que no caben posibles malentendidos en un espacio de este tipo, donde miles de catalanes, desconocedores de muchos detalles sobre el drama venezolano, podrían pensar – como me ha ocurrido a mí – que la era pre-Maduro fue cien por cien democrática y respetuosa de las libertades.

Un disparate en toda regla.

Tal vez se podría alegar, en defensa de la periodista, que , quizás, ésta se vio superada por la situación o que no está habituada a participar en este tipo de programas, pero no es así. Nos consta que Daza ha intervenido en otras ocasiones en programas de este tipo también producidos por la televisión catalana, es cierto que no en un formato de debate, pero tanto por formación académica como por su experiencia profesional, creo que es poco justificable el lamentable papel desempeñado por ella la noche de este martes 16/05/17.

Cuando uno va en representación de un grupo, siendo que ese grupo está atravesando una situación de extrema gravedad, con asesinatos, torturas y juicios militares de por medio, como es el caso de los venezolanos no afectos a la tiranía chavista, lo lógico y elemental es ir preparada, con las ideas claras, en posesión de datos e información contrastable para poder rebatir adecuadamente los argumentos – falaces por demás – del interlocutor. Y si no se está en condiciones de garantizar lo anterior lo que toca es declinar la invitación y/o localizar a otra persona que sí esté capacitada para asumir una función tan delicada. Daza perdió la oportunidad de hacer ambas cosas. Mal asunto para el movimiento de resistencia venezolano ya que se perdió una gran ocasión – aprovechando el gran trabajo que hizo el equipo de producción del programa –  para desmontar sin paliativos la inmensa farsa dantesca que al día de hoy representa la llamada revolución bolivariana.

Ojalá para una próxima ocasión, si es que se presenta, esta periodista sepa estar a la altura de las circunstancias existentes en nuestro país de origen, Venezuela.

De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno, dice el proverbio.

Eduardo Martínez Narváez

Coordinador de Alianza por la Libertad de Venezuela
Ex-Secretario de la Federación de Asociaciones Americanas en Cataluña (FASAMCAT)
Ex-Presidente de la Asociación Catalano Venezolana (ASOCAVEN)

PUEDE VER EL PROGRAMA AQUÍ

Anuncios

2 Respuestas a “Todo un despropósito este debate entre dos periodistas venezolanos en 3/24.

  1. Totalmente de acuerdo contigo Eduardo, veia el programa con mi marido y otros amigos Europeos y la lectura que hicieron de la participación de esa señora es que “era escueta” y que no se preocupó en describir minimamente la grave situación de Venezuela que pudimos constatar en nuestro reciente viene a Venezuela. Quiero pensar que esta participación superficial se deba quizás a una falta de carácter, desconocimiento y no ambiguedad… Lo que sea, flaco favor nos hizo.

  2. Muy buen artículo, no podemos seguir dejando espacios a esta gente que tanto daño le hace al país, hay que desenmascararlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s