Archivo de la etiqueta: Guerrilla

¿Chávez quiere la guerra?

Chávez Guerra

“Con Chávez desprestigiado internacionalmente

y cuestionado internamente, toda opción es pensable”
Artículo original de Pilar Rahola publicado en La Vanguardia | 04/03/2008 |

Ya hace años, cuando empezó la deriva provocadora de Hugo Chávez en toda su zona de influencia, me atreví a decir que este hombre necesitaba una guerra. Por supuesto, mi reflexión partía de dos supuestos: uno, que deseaba equivocarme; el otro, que necesitar una guerra no implica, necesariamente, entrar en ella. Es decir, desde mi perspectiva de antaño, que se ha ido confirmando con el tiempo, Chávez necesitaba la retórica bélica y el discurso patriótico-victimista para consolidar un imperio político-mediático que, más allá de las épicas militares, difícilmente podía aguantarse en una sociedad moderna.

Es cierto que tiene todo el dinero del mundo para comprar voluntades, pagar deudas nacionales e hipotecar políticas. Está sentado en un barril de petróleo, y ello le permite edificar un colonialismo regional muy efectista. Pero a pesar de esa retórica mistificada, la sociedad venezolana tiene demasiados elementos de modernidad para caer en la trampa: sólidas clases medias, alto nivel cultural, dinamismo económico, tradición política… Es decir, es una sociedad del siglo XXI que difícilmente puede tragarse, sin empacho, a un líder del siglo XVIII. Chávez lo es casi todo, un aprendiz barato de Bolívar, un imitador fraudulento de los revolucionarios de los sesenta, un cacique bananero, o todo a la vez, pero nunca será un político a la altura de los retos del siglo XXI. Es por ello que todo el aparato chavista hace aguas, desde la grave crisis económica que afecta a amplias capas de la sociedad venezolana – y ello en el país más rico de la región- hasta la credibilidad de un régimen que cierra medios de comunicación, persigue a la oposición, inunda de propaganda todo el país y a pesar de ello no gana un referéndum. Sigue leyendo

Informe compromete más al régimen de Chávez con las FARC

Artículo original de AP – Publicado en el diaro El Mundo el 29/Feb/2008

Chávez Marulanda“Informe denuncia el libre tránsito de la guerrilla colombiana en la frontera con Venezuela, y el paraíso para el narcotráfico en el que se han convertido algunos poblados vecinos”.

Por más que el presidente venezolano Hugo Chávez diga lo contrario, los guerrilleros de las Farc y el Eln colombianos encuentran refugio en Venezuela, donde consiguen armas, alimentos, tratamiento médico y una ruta para el contrabando de cocaína.
Entrevistas a ex combatientes, residentes de la zona y funcionarios de Colombia y Estados Unidos indican que en determinado momento puede haber cientos, si no miles, de insurgentes refugiados en territorio venezolano.
Chávez, quien el mes pasado dijo que los guerrilleros debían ser considerados grupos ‘’belingerantes”, niega darles apoyo directo y acusa a Colombia de no custodiar bien su frontera.
Los entrevistados afirman que los insurgentes utilizan los estados fronterizos no solo como ‘’aliviadero”, sino también para establecer campamentos, procesar y traficar droga, y para abastecerse de insumos.
Los irregulares penetran al territorio venezolano mediante una red de logística e inteligencia que les asegura el control de pueblos, caminos y sectores del país, sin ningún tipo de resistencia de parte de la fuerza armada.

Residen en Venezuela

Media decena de desertores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que entrevistó la AP, revelaron que ciertos comandantes de los grupos residen en Venezuela y que el país es utilizado por los irregulares para procesar cocaína semirrefinada.
Ninguno de los entrevistados por AP, incluido el general retirado Raúl Baduel, un estrecho colaborador de Chávez que rompió con él hace poco, aduce que el mandatario personalmente aprueba la presencia de los guerrilleros colombianos.
Pero hay pocas dudas de que algunos comandantes rebeldes se pasean libremente por Venezuela e incluso viven en este país. Sigue leyendo