Racismo, xenofobia y odio en Cataluña. ¡ No !

“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.” Mahatma Gandhi

Alemania, Ruanda, los Balcanes, Cuba, Vietnam y la misma España han sido escenarios donde ha quedado triste testimonio de lo que ocurre cuando los actores políticos convierten a sus adversarios en enemigos a aniquilar por el simple hecho de tener ideas diferentes, un tono de piel distinta o una religiónconsiderada inaceptable por el fanático intolerante de turno.

Crisis. Situación que para algunos se convierte en una oportunidad para crecer, aprender y sumar voluntades en pos del beneficio común mientras que para otros es la excusa perfecta a utilizar para fomentar el odio, la violencia y la irracionalidad más primaria, invocando fantasmas que en un pasado más bien reciente fueron motivo de destrucción, enfrentamiento y tragedia en no pocos países alrededor del mundo.

Hoy en Cataluña, en pleno siglo XXI y existiendo un sistema democrático vigente y operativo, podríamos encontramos a las puertas de una situación como la vivida en esos lugares donde la barbarie pudo imponer su ley debido a la indiferencia, subestimación, tibieza o directa negligencia de quienes estaban llamados a defender de manera resuelta y decidida la libertad, el respeto a las minorías y el Estado de Derecho. Creo que desafortunadamente mi condición de emigrante de origen venezolano me hace saber muy bien de lo que estoy hablando.

A estas alturas el lector se preguntará a qué me estoy refiriendo en líneas anteriores. De qué estoy hablando. Pues paso a explicarlo: Hace unos años – en el 2001 concretamente – hizo su debut por cuenta propia en la arena política catalana un personaje llamado Josep Anglada i Rius, ex-militante de la organización pro-franquista FUERZA NUEVA, fundada en el año 1966 por Blas Piñar quien a su vez fue funcionario de la dictadura y ferviente apologeta del caudillo. Con estos antecedentes ya podemos imaginarnos el rumbo democrático y libertario por el que transcurre la vida política de Anglada.

Actualmente y desde el año 2001, Anglada es el máximo dirigente y guía del partido PLATAFORMA PER CATALUNYA (PXC), organización nacida en Vic (Barcelona) y que hoy tiene representación política a nivel local en nueve municipios catalanes, algunos tan importantes como Vic, El Vendrell, Manresa o Cervera. El ascenso de PXC ha sido constante desde su aparición hace ocho años y su próximo objetivo es lograr representación en el Parlament de Catalunya.

¿Por qué nos preocupa desde el colectivo inmigrante, como ciudadanos catalanes que nos consideramos, el crecimiento de este grupo?

¿Qué dice “Plataforma per Catalunya” acerca de la inmigración?

¿Cuál es la amenaza y el peligro que representa la ideología y discurso de este partido para la paz y concordia social en nuestra comunidad?

Veamos lo que expone PXC en un tarjetón que circula públicamente en pueblos y ciudades de Cataluña:

PXC_1_cort

¿De qué habla este partido cuando dice que hay 4.000 millones de euros “repartidos” a los inmigrantes?

¿Es que una pequeña o mediana empresa promovida por un extranjero y con sede en Cataluña no merece el mismo trato que las demás?

¿Prefiere entonces PXC no contar con datos básicos sobre población y censo a través de los cuales gestionar correctamente los recursos públicos? ¿Es mejor que exista una cantidad indeterminada de personas radicadas de hecho en Cataluña pero de las cuales no se sepa ningún dato?

¿Quién decide y dictamina cuales son esas “culturas y costumbres incompatibles con la democracia” en virtud de las cuales se prohibiría el acceso a un derecho ciudadano como es el voto?

¿Por qué se criminaliza de forma general a todo el colectivo inmigrante, presentando cifras de una forma falaz y tendenciosa?

¿Es de recibo el paralelismo estricto que se pretende establecer entre islamismo y discriminación de la mujer?

¿Dónde están las pruebas y hechos que soportan ese supuesto trato de favor hacia los inmigrantes en el acceso a la educación, salud y servicios sociales?

¿Cual es el objeto de manipular la información haciendo ver que los comerciantes de origen extranjero poseen privilegios por encima de la población autóctona? ¿No sabe Anglada y sus compañeros que las ventajas fiscales y de otro tipo se aplican a cualquier negocio recién comenzado con independencia de la nacionalidad u origen de sus dueños?

¿Cuál es la fuente oficial a nivel estadístico de la cual parte PXC para afirmar que los inmigrantes “pasan por delante de nuestras familias” en la asignación de las VPO? ¿Es que no existen criterios fijos que se aplican indistintamente a los solicitantes de estas viviendas sean estos inmigrantes o no?

¿Ignora PXC que el que ellos llaman “turismo sanitario” se efectúa por parte de ciudadanos comunitarios del resto de Europa y no precisamente desde el colectivo inmigrante? ¿El hecho de encontrarse en situación irregular es motivo para castigar a una persona privándole de tratamiento médico-asistencial?

La repetición indiscriminada y constante de este “decálogo” de insensateces que presenta PXC es justo lo que necesita una sociedad para convertir en realidad esos fantasmas a los cuales me he referido al inicio del presente escrito. Racismo, xenofobia, odio hacia el diferente, discriminación, fomento de la exclusión social, manipulación de los hechos, utilización de la actual situación de crisis para sembrar el miedo y captar votos de personas que ingenuamente creen en estas mentiras.

Pero por si fuera poco todo lo anterior, resulta que PLATAFORMA PER CATALUNYA envuelve y decora su “decálogo” de insensateces con los colores, diseño y tipografía de otro partido político catalán nacido varias décadas antes que PXC, plagiando de forma burda la imagen pública de dicho partido en un ejercicio asombroso de desfachatez y grosero desparpajo.

PXC_2_cort

CIU_1_cort

Una imagen vale más que mil palabras, suele decirse.

Seguramente no hará falta abundar demasiado en el efecto que PXC pretende provocar en el electorado catalán intentando disfrazar su propuesta xenófoba y excluyente al reproducir y tomar como suya la imagen corporativa normalmente utilizada por el partido CONVERGENCIA DEMOCRATICA DE CATALUNYA (CDC). Mucha atención debe prestar el observador fugaz de ambas piezas publicitarias para saber qué organización es la que respalda cual propuesta. La confusión está servida. Amb art i engany, es viu mig any. Amb engany i art, es viu l’altra meitat.

¿Qué opinará la dirigencia y militancia de CDC acerca de esto?

¿Cuál será la posición del partido convergente respecto al ataque que PXC realiza contra el dieciséis por ciento (16%) de la población catalana, es decir, la que tiene origen inmigrante?

En los últimos tiempos CDC ha acometido estimables acciones de acercamiento al colectivo inmigrante de Cataluña, siendo el más significativo la creación del espacio denominado “Nous Catalans” en el seno de la “Casa Gran del Catalanisme” y que encabeza Àngel Colom. Mucha agua ha corrido bajo el puente desde aquel “És català tot aquell que viu i treballa a Catalunya i en vol ser” de Pujol, pasando por el “La gent no se’n va del seu país per ganes sinó per gana” de Durán-Lleida durante la última campaña electoral de CiU y añadiendo el “carnet per punts per immigrants” de Artur Mas. Lo cierto es que hoy pareciera que CONVERGENCIA DEMOCRATICA DE CATALUNYA ha comprendido y decidido otorgar al colectivo inmigrante el espacio y la atención que le corresponde en función de su significación y presencia social.

Mucho ha costado, y costará, para que los inmigrantes olvidemos y demos por zanjadas las referencias en tono negativo recibidas desde CDC hacia “els nouvinguts” y creo que estaremos todos de acuerdo en que esa especie de reconciliación pasa no sólo por un cambio en el discurso y las palabras si no en acciones concretas por parte del partido y sus dirigentes que den coherencia a la posición que dicen tener hoy respecto de los inmigrantes. Difícil es pero no imposible. Desde la inmigración se han hecho y siguen haciendo esfuerzos por la integración y la armonía social pero esto es un trabajo conjunto. Com ha dit la Irma Corrales, integrant del “Espai Latino”: “entenem la integració com un procés dinàmic i bidireccional de mútua adaptació i enriquiment cultural, un camí que han de recórrer conjuntament la societat d’acollida i els nouvinguts”.

Anglada, su ejecutoria xenófoba y de agitación social, ligada al uso malintencionado de los colores de CONVERGENCIA DEMOCRATICA DE CATALUNYA (CDC), deberían ser una excusa perfecta para que los convergentes demuestren de una vez por todas que están por la labor y que repudian y condenan este tipo de conductas. Explícitamente.

Para cerrar con otro conocido refrán, esta vez castizo: “Obras son amores más no buenas razones”.

CONVERGENCIA DEMOCRATICA DE CATALUNYA ha demostrado que es un partido defensor de la libertad y los Derechos Humanos. Ha estado especialmente al lado de los venezolanos en nuestras denuncias y protestas frente al actual gobierno de nuestro país y eso hay que decirlo.

Els nous catalans quedem a l’expectativa.

Rafael Eduardo Martínez Narváez

Anuncios

5 Respuestas a “Racismo, xenofobia y odio en Cataluña. ¡ No !

  1. hola eduardo
    simplemente te puedo decir que este articulo que has escrito es muy interesante ademas de esclarecedor, porque es de caracter importante que todos los nous catalans estemos atentos y dispuestos a reaccionar de una manera sensata ademas de coordinada en nuestras explicaciones, a demagogos politicos como este que solo ven las personas que al dia de hoy padecen esta horrible crisis como foco de cultivo de discursos xenofobos, con los cuales solo se pretende sumir mas en un estado de desesperanza a catalunya entera, la verdadera reflexion existente en este articulo seria.
    soluciones señor anglada, soluciones no discursos falta de credibilidad.
    Insistamos de manera vehemente que muestre ante sus posibles votantes las diez formulas para salir de la crisis, asi como demanera distorcionada y falta de veracidad brinda datos inexistentes de privilegios, para el colectivo de nous catalans oigase eso somos catalanes y como tal debemos hacerlo sentir
    visca catalunya

  2. El señor Anglada está fomentando la cultura del odio, una cosa es hacer respetar las reglas de juego para todos sin excepción y otra convertir en dogmas lo que no son sino leyendas urbanas. Discursos incendiarios no hacen sino convertir una crisis económica en una crisis social y ello es particularmente grave.

  3. Estoy bastante de acuerdo en lo q has escrito, excepto en un apartado q considero muy grave.
    Me refiero a CDC y su postura ante PxC como está demostrando en el pueblo del Vendrell, donde han pactado la alcaldía conjuntamente…..es inadmisible que estos fachas se hagan un lugar entre nosotros con el beneplácito de un partido como CiU.

    Artur Mas ha patinado y de q manera……

  4. Gracias Irma, Mauricio y Juan Manuel por sus intervenciones.

    Este tipo de amenazas dedebn ser enfrentadas por todos los demócratas de manera resuelta, sin dudarlo y sin el condicionamiento de factores de tipo electoral-partidista.

    Un saludo.

  5. Pingback: ¿Cumplimos la ley o nos echamos al monte? A propósito de Vic « Crónica asociativa latina en Cataluña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s