Archivo de la etiqueta: chavismo

Moratinos & Company

Hace unos meses el gobierno colombiano denunciaba haber encontrado en manos de las FARC armamento procedente de Venezuela y más concretamente del propio ejército de dicho país. Esa denuncia hoy cobra mayor solidez ante la declaración del gobierno de Suecia, país fabricante de las armas incautadas a las FARC, en la cual confirma que los lanzamisiles en poder de los guerrilleros fueron vendidos en su momento a las Fuerzas Armadas venezolanas en una negociación de gobierno a gobierno. Como es ya habitual Chávez y sus seguidores asumieron el papel de víctimas diciéndose afectados por un supuesto complot en su contra maquinado desde Washington y ejecutado por Bogotá.


Sigue leyendo

Anuncios

ALBA o el renacer de la Unión Soviética

“América Latina será lo que Rusia no pudo ser”
Hugo Chávez
, 10-11-2005

“Aquí resurge el sueño de la Unión Soviética”
Alí Rodríguez Araque, 19-04-2008

Puede sonar a paranoia. Algunos me dicen que es una exageración. Pero la idea que le da el título a este artículo, es algo que vengo sosteniendo desde hace algún tiempo.

Luego de la caida de la Unión Soviética, esa inmensa fábrica de muerte y destrucción, los comunistas y socialistas alrededor del mundo quedaron desamparados. Los vaticinios que desde hacía más de 80 años se habían realizado. La realidad era más fuerte que la teoría. Y esta realidad confirmó aquello que muchos teóricos habían dicho, que el socialismo no era viable.
Sigue leyendo

¿Ha habido un Golpe de Estado en Honduras? – Carles Llorens i Vila

No podemos creer el relato chavista sobre lo que está pasando en Honduras. El presidente Zelaya ha vulnerado toda la legalidad y en consecuencia ha sido destituido. El empeño de los demócratas ha de ser el restituir en el poder a los legítimos alcaldes de Managua y Caracas y en ningún caso a a Zelaya como presidente de Honduras.

Todos los tópicos ideológicos  y todos los clichés que tenemos sobre América Latina se han puesto en juego para hacer una determinada lectura de lo que está pasando en Honduras. Y contando con una opinión pública catalana y española mucho menos avezada en la política internacional que la de otros lugares, nos han convencido de que el presidente hondureño José Manuel Zelaya había sido apartado del poder como un nuevo Allende.  Así, militantes golpistas desconocían la voluntad popular y destituían a un presidente “defensor del pueblo y de los pobres”.

Este es el relato que se nos ha vendido. Y se debe prestar atención a que los diarios catalanes y españoles sólo han empezado a hablar de Honduras cuando hacía ya días que “El País”, marcando la pauta, nos había empezado a vender el relato del chavismo y sus adlateres. Un relato que, en cualquier caso, ha impulsado al Gobierno español a pedir la restitución de Zelaya al frente del gobierno de Honduras, ha hecho que el rey de España condenara el “golpe” y que el ministro Moratinos pidiera la retirada de todos los embajadores de la Unión Europea de Tegucigalpa. Los hechos, sin embargo, son algo más complicados.

Se nos dice que todo empezó cuando Zelaya (Allende) quiso destituir a la cabeza del Estado Mayor Conjunto, el general Romeo Vásquez (Pinochet). La historia, no obstante, había empezado mucho antes. La victoria, en el año 2005, de Mel Zelaya del Partido Liberal en las elecciones de Honduras, pareció abrir un espacio nuevo en un continente dominado por el populismo de izquierdas en general, y muy peculiarmente por la demagogia chavista. Parecía que Honduras podía encontrar el camino del desarrollo  con la búsqueda de inversiones extranjeras y creando un espacio de confianza que propiciara el crecimiento económico. Los primeros años de Zelaya, no sin dificultades, constituyeron, de hecho, un éxito con el impulso de buenas políticas económicas y buenas políticas sociales.

Primero el petróleo a bajo precio y después la inclinación fácil de Zelaya hacia un populismo lo acercaron a Hugo Chávez. A finales del 2007 se encendieron todas las alarmas del nacionalismo hondureño y del Partido Liberal cuando el presidente se incorporó al ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas). Y Zelaya, como antes Chávez, Morales, Correa… empezó a hablar de una Asamblea Constituyente que sustituyera al Parlamento, de su reelección… En definitiva, Zelaya derivó hacia el autoritarismo, con persecución de la prensa incluida, que el venezolano ha exportado a varias repúblicas de América.

La crisis definitiva se desencadena, en todo caso, cuando Zelaya anunció que el pasado domingo 28 de junio quería hacer una consulta que debía permitir – ahora ya sí – disolver el Parlamento, crear una Asamblea Constituyente y establecer su reelección presidencial. De inmediato, el Tribunal Supremo Electoral sentenció que la consulta era inconstitucional. Aún así, Zelaya mandó al ejército que distribuyera 15.000 urnas para echar adelante la votación. El mando militar se resistió a llevar a término una orden que contravenía una sentencia. Ante la negativa, Zelaya, que contaba ya con el apoyo de militantes venezolanos y nicaragüenses en territorio hondureño, destituyó el general Romeo Vázquez. La Corte Suprema de Justicia dictaminó que la destitución del general era incorrecta y que las urnas no se podían distribuir.

Ante este estado de cosas el Parlamento nombró una comisión con la participación de todos los partidos que estudió la situación y concluyó que el presidente había violado toda la legalidad vigente. Todos los diputados, votaron unánimemente por la destitución de Zelaya e iniciaron su procesamiento legal.

Esta hilera de hechos nos trae a la conclusión que el Parlamento de Honduras intervino para evitar un golpe contra la institucionalidad democrática. Y cuando se vota, de nuevo por unanimidad, al presidente del Congreso Roberto Micheletti como nuevo presidente, no se hace sino poner el país en manos de quienes le correspondía asumir el cargo por sucesión constitucional. Una decisión avalada, por otra parte, por la Corte Suprema de Justicia.

Que todos los líderes bolivarianos de todas las Américas intenten convertir Zelaya en un nuevo Allende es completamente normal. Tal y como dice el Wall Street Journal, en Tegucigalpa están llegando las últimas oleadas del chavismo y del castro-comunismo. Lo que ya no es normal es que la Organización de Estados Americanos, la diplomacia española y el mismo Obama estén bregando por el restablecimiento de Zelaya como presidente. Y es que contrasta ver como todas estas instancias han tomado claramente partido en un asunto, cuando menos confuso, mientras permanecieron completamente calladas cuando el pasado noviembre, en Nicaragua, Daniel Ortega impuso un claro y masivo fraude en las elecciones. Los demócratas lo que pedimos es que Eduardo Montealegre sea reconocido como alcalde de Managua, en cuanto que legítimo ganador de las elecciones; del mismo modo que Antonio Ledezma lo debe ser de Caracas. Y es que en Managua y en Caracas debe valer más el voto popular que el poder de los dictadores José Daniel Ortega Saavedra y Hugo Chávez Frías. A los demócratas sobre todo no nos deben confundir en relación en Honduras. Miel Zelaya ya no es de los nuestros!

Texto original en catalán: http://www.nouscatalans.cat/index.php?option=com_contingut&contingut=772&accio=enviar

Carles Llorens

Secretario de Relaciones Internacionales de Convergencia Democratica de Cataluña

El Parlamento Europeo denuncia violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela

elinormontes

EFE.- El Parlamento Europeo (PE) expresó hoy su preocupación por la situación en Nicaragua y Venezuela ante los ataques a organizaciones defensoras de los derechos humanos y en Cuba por el trato a los disidentes.

Las denuncias de la Eurocámara se enmarcan en su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, aprobado hoy con 429 votos a favor, 36 en contra y 55 abstenciones. El texto elaborado por el socialista español Raimon Obiols pide a los gobiernos de Nicaragua y Venezuela que trabajen para proteger los derechos democráticos, las libertades y el Estado de derecho ante el acoso sufrido por varias organizaciones. A través de una enmienda presentada por el grupo conservador del Partido Popular Europeo (PPE), el Parlamento se refiere además a la situación en Cuba y califica de “intolerable” el hecho de que “un país con el que la UE ha reanudado el diálogo político” se “niegue a permitir la participación de Oswaldo Payá y las Damas de Blanco” en la ceremonia conmemorativa del XX aniversario del Premio Sájarov de derechos humanos de la Eurocámara.

El documento aprobado hoy ofrece un amplio repaso de la situación en el mundo con especial prioridad para el tema de la pena de muerte. Según Obiols, la principal prioridad de la Eurocámara en este ámbito es desarrollar “un trabajo activo para la abolición de la pena de muerte universalmente”. “De la misma forma que generaciones en el pasado lograron abolir la esclavitud y ahora nos parece una cosa absolutamente intolerable, las generaciones actuales podemos lograr la abolición absoluta de la pena de muerte”, subrayó. Además, el texto muestra preocupación por los problemas de varios países africanos y pide medidas a la UE al respecto. También asegura que la situación en China no ha mejorado tras los Juegos Olímpicos del pasado año y llama a replantear el diálogo de la UE con Pekín después del aplazamiento de la última cumbre entre las dos partes por la visita del Dalai Lama a Europa. Al mismo tiempo, el informe “deplora el fracaso de la UE” en conseguir cambios políticos en Rusia, sobre todo, en relación con la “impunidad y la independencia del poder judicial, el trato a los defensores de los derechos humanos y a los presos políticos”. También critica el PE los problemas de “independencia de los medios de comunicación y la libertad de expresión, el trato de las minorías étnicas y religiosas, el respeto del Estado de Derecho y la protección de los derechos humanos en las fuerzas armadas, la discriminación por la orientación sexual y otros temas”.

Entre todo el abanico de temas analizados, la Eurocámara se refiere también a las prácticas de la anterior administración de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y lamenta que la UE no haya evaluado las prácticas de sus miembros en la colaboración con el Gobierno de George Bush.

http://www.diariolasamericas.com/news.php?nid=77555&pag=0

Gobierno de la República checa se pronuncia acerca de las violaciones a los DD HH en Venezuela

15 de abril de 2009

Gobierno de la República Checa

http://www.vlada.cz/cz/clenove-vlady/ministri-pri-uradu-vlady/michael-kocab/tz/47–stanovisko-ministra-k-porusovani-lidskych-prav-ve-venezuele-56055/

El Ministro para los Derechos Humanos y Minorías del Gobierno de la República Checa, Sr. Michael Kocáb, se reunió recientemente con activistas venezolanos que luchan por los Derechos Humanos en su país.

Se reunió con dos defensoras de personas injustamente encarceladas, con la Sra. Tamara Sujú y la Sra. Thayde Olarte, así como con Jan Ruml y otros interesados. La delegación expresó su preocupación por la continua violación a los Derechos Humanos de la que están siendo objeto los ciudadanos venezolanos en su país, en especial, aquellos que se manifiestan como “opositores” al Gobierno del Presidente Hugo Chávez. Estas personas son víctimas de persecución, mediante todos los medios existentes, de ataques contra su entorno familiar o laboral. Los casos de personas encarceladas, detenidas y perjudicadas son numerosos y muy diversos, y todos ellos ofrecen un claro testimonio de parcialidad y falta de equidad jurídica. Aquellos a los que se persigue políticamente les son impuestas detenciones arbitrarias e ilegales, sin que se respete la presunción de la inocencia, se producen violaciones graves al debido proceso, la justicia es ineficaz y totalmente parcializada, y se registran gravísimas violaciones a la integridad física, a la honra, reputación y dignidad de las personas.

El Ministro Kocáb, como miembro del Gobierno de la República Checa, exhorta a la comunidad internacional a que ponga atención y manifieste públicamente su condena a esta amenazante situación. También expresa su solidaridad con todos aquellos que están atravesando por tan difícil condición, en especial, aquellos casos de persecución contra estudiantes, periodistas, empresarios, militares y activistas de derechos humanos.

Kocáb fue alertado acerca del caso del líder estudiantil Nixon Moreno, quien hasta el 8 de Marzo se encontraba asilado en la Nunciatura Apostólica, y que temiendo por su seguridad física abandonó dicha sede y hoy se encuentra en paradero desconocido. Otro caso alarmante es el del empresario Eligio Cedeño, detenido ilegalmente desde hace 2 años y 1 mes, sin que haya habido sentencia judicial. Su caso, así como el de varios presos políticos que han sido llevados ante el máximo tribunal del país, se hallan en un limbo jurídico, se les niega la Justicia en forma arbitraria e ilegal y sus vidas en muchos casos corren peligro.

“La atención y solidaridad de la comunidad internacional les puede conceder apoyo moral a estas personas, así como cierta protección”, dijo Kocáb.

El 11 de abril de 2002 – A. Sánchez García

El 11 de abril de 2002 / Antonio Sánchez García

A Mohamed Merhi, en recuerdo imborrable

“Sólo la verdad es revolucionaria” Antonio Gramsci

El teniente coronel Hugo Chávez, investido en hora aciaga con el más alto cargo de la república, decidió a plena conciencia y sin ninguna muestra de compasión hacer de Miraflores nuestra Plaza de Tlatelolco, nuestra Plaza de Tian’anmen: ensangrentar las calles de Caracas. Como otro militar golpista, el general chileno Augusto Pinochet, lo hiciera en Santiago un 11 de septiembre de 1973.

1

El 11 de abril de 2002, hoy hace exactamente siete años, Venezuela vivió una de sus más asombrosas paradojas: una manifestación popular, pacífica y democrática, tumultuosa y alegre, multirracial, multiclasista y multiétnica, como nuestra propia esencia, se vio enfrentada, aplastada y reprimida por el poder de fuego del régimen con la mayor brutalidad imaginable, tal como jamás se lo viera en la historia de nuestra democracia. Más de un millón de mujeres y hombres marcharon por las calles de Caracas hasta el balcón del pueblo del palacio de gobierno sin otro propósito que exigir explicaciones por el arbitrario despido de ejemplares trabajadores de PDVSA, nuestra principal industria, con el deseo de que fueran repuestos en sus cargos. Al hacerlo no cometían un solo delito. Y a pesar de que la reposición de los funcionarios despedidos por los que se manifestaba ya había sido decidida por el presidente de la república en un giro perfectamente explicable, dado lo tumultuoso de las consecuencias de su arbitrariedad, éste decidió ocultárselo a ese pueblo y aprovechar la circunstancia de tan gigantesca y apoteósica manifestación para realizar un acto de escarmiento propio de los peores regímenes totalitarios. El teniente coronel Hugo Chávez, investido en hora aciaga con el más alto cargo de la república, decidió a plena conciencia y sin ninguna muestra de compasión hacer de Miraflores nuestra Plaza de Tlatelolco, nuestra Plaza de Tian’anmen: ensangrentar las calles de Caracas. Como otro militar golpista, el general chileno Augusto Pinochet, lo hiciera en Santiago un 11 de septiembre de 1973. Sigue leyendo